Refractometros para cerveza

Un refractómetro es un aparato de carácter óptico que como su propio nombre lo induce funciona aplicando los principios de la refracción de la luz, pues es una propiedad presente en todas las sustancias y gracias a dicho instrumento se puede determinar el nivel de refracción en líquidos o sólidos.

La refracción de luz es una propiedad asociada a otras características como la densidad, y se emplea para medir diferentes valores como la concentración de azúcar en industrias como la miel, zumos de frutas, cerveza y bebidas energéticas, además también se pueden determinar otros valores como la concentración de aceites o grasas.

Refractómetro Brix

Ahora bien para realizar dicha actividad se puede medir a través de diferentes escalas, mencionando que una de las más conocidas es la escala de grados Brix (°Bx) que se encarga de determinar la concentración de azúcar, por medio de refractómetros denominados brixómetros, el cual revela un valor donde cada grado Brix representa 1 gramo de sacarosa presenta en 100 gramos de solución.

Uso especialmente importante en soluciones con alto contenido de azúcar, ya que permite conocer el cociente final de sacarosa presente en un líquido.

Así mismo se conoce que los refractómetros deben calibrarse y realizar el proceso adecuadamente de acuerdo a las recomendaciones necesarias, manteniendo siempre el instrumento en estado pulcro, y limpiándolo correctamente posterior a cada uso con un paño suave que mantenga la integridad del refractómetro.

Del mismo modo se debe preservar el aparato en un espacio seco,  mantener el prisma del equipo libre de ralladuras y  evitar caídas o golpes que puedan afectar el refractómetro, y por ende la calidad y precisión de las mediciones.

Refractómetro para cerveza

Como en muchas fábricas los refractómetros son de gran ayuda, entre ellas en la elaboración de cerveza a nivel industrial y en menor medida a nivel de cerveza artesanal o casera.

En cuestión el instrumento se emplea con fines asociados con la concentración del azúcar, por ende su papel en la bebida, ya que permite gestionar por medio de un proceso rápido y sencillo, el consumo de azúcar en la fermentación, dato vital para determinar la actividad de la levadura y valorar la calidad del procedimiento.

Por ello entre más azúcar esté presente en la mezcla, mayor será el índice de refracción, destacando que su papel en la industria cervecera es similar al desempeñado por el densímetro. Además para emplear un refractómetro sólo se necesita recolectar una pequeña porción de la mezcla, lo que permite preservar el rendimiento.

También se caracterizan por estar fabricados en materiales duraderos de calidad que contribuyen a que tengan una larga vida útil. De igual forma es importante acotar que su presencia en la industria cervecera se realiza aplicando una variedad de importantes parámetros, que deben ser previamente definidos y estudiados para realizar el proceso adecuadamente.

En resumen los refractómetros son interesantes instrumentos usados en más industrias de las que pensarías, no sólo en la elaboración de vino o cerveza sino también en diferentes procesos de la industria alimenticia, agropecuaria, petroquímica, farmacéutica y muchas otras más.

Quizás también te interese: